Continúa el vandalismo y la falta de seguridad en el cementerio de Flores

Escribe Hernán Vizzari (*)

Nuevamente en el mes de agosto se registraron hechos vandálicos y de robo en el cementerio de Flores. En lo que va del año es la cuarta vez que se realizan estos actos y se procede a denunciarlos, pero sin lugar a soluciones. La zona del sector tierra es la más afectada donde el robo de ornamentación funeraria, ya sean cruces o placas de bronce y plata es muy importante.

Los cuidadores, que son quienes cuidan y trabajan día a día en el mantenimiento de las sepulturas que los deudos deciden mantener, están realmente desesperados desde hace años por estos hechos. Fabián, que trabaja como cuidador nos comenta que desde hace 4 años se está intensificando esta modalidad de robo y ataque a las sepulturas y bóvedas. “Laboralmente esto perjudica muchísimo a todos los compañeros. Sabemos que en Chacarita está pasando lo mismo, y por más que lo denunciamos, siguen sin darnos soluciones ni protección” afirma Fabián. “80 son las secciones afectadas, por ende son 80 cuidadores que tenemos que vivir con esto todos los meses. El punto débil del cementerio que todos saben y no hacen nada para prevenir es el bajo paredón de la avenida Balbastro, ahí es la entrada y salida de quienes hacen estos desmanes”.

El panorama es desolador, nos hicimos presentes varias veces en el cementerio y realmente pudimos observar y charlar con los deudos que visitan asiduamente a sus familiares, verles la cara de decepción, otros las lágrimas de ver que robaron la placa en la que plasmaron su amor a su familiar o amigo muerto es terrible. Roxana nos cuenta : “Ya van dos veces que nos roban la plaquita que le hicimos a mi abuela, el cuidador siempre pide disculpas, el responde por otros que debieran hacerlo. Hicimos la queja a la dirección y nos miran como diciendo, que querés que le haga? Es una falta de respeto total lo que nos hacen”, nos señala con impotencia.

Domingo PetreccaSecretario General del Sindicato de Obreros y Empleados de Cementerios de la República Argentina sostuvo a Flores de Papel“Nuestro reclamo sobre los robos y destrozos son permanentes y datan de mucho tiempo. En las galerías rompen las tapas de los nichos para llevarse cráneos, entre otros huesos”.

Las imágenes son desoladoras, los cuidadores son los que dan explicaciones a los deudos y recorren el cementerio tratando de arreglar estos desmanes. “Desde mayo del 2016 estamos informando a las autoridades para que se declaren en Emergencia los cementerios metropolitanos y ahora nos enteramos que hay proyectos que indican derribar muros para poner rejas”, concluye Petrecca.

Muchos no saben, que en la mayoría de los casos, quienes reponen 3 o 4 veces el material que destruyen o se roban son los mismos cuidadores, que con el dinero de sus bolsillos se hacen cargo de lo que el Gobierno de la Ciudad tendría que solucionar o bien responder por cada deudo perjudicado. Estos casos como otros, son una seguidilla que desde hace años se nota la poca importancia que el Ministerio de Medio Ambiente le da a los cementerios porteños, en especial en Flores y Chacarita.

(*) Hernán Vizzari es Investigador de Costumbres Funerarias.