Robo masivo de más de 300 placas de bronce en el Cementerio Israelita de La Tablada

Un nuevo incidente de vandalismo se registró en el Cementerio Israelita de La Tablada, ubicado en el partido de La Matanza, al detectarse el robo masivo de más de 300 placas de bronce identificatorias de las personas fallecidas de la comunidad.

El mayor daño se produjo entre el camino principal y otros sectores conocidos como la “parte vieja” del establecimiento, uno de los sitios que en los últimos años viene sufriendo varias intrusiones, con pérdidas y roturas de patrimonio.

La Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) expresó su “enorme consternación y absoluta desazón ante otro reiterado y repudiable ataque” en el predio y lamentó la situación por la “indefensión existente” y “la inacción de las autoridades” del Gobierno bonaerense y de la Intendencia de La Matanza.

A través de un comunicado, la organización comunitaria recordó las “numerosas denuncias efectuadas en sede policial” y los “reiterados e infructuosos reclamos elevados ante las autoridades del Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires para que cumplan con su deber de brindar la correspondiente protección”.

Sin embargo, las advertencias no produjeron el efecto deseado. “La institución lamenta tener que informar que la falta de atención a las exigencias puestas de manifiesto ha generado, durante este fin de semana, una nueva intromisión de desconocidos con fines de cometer robos y destrozos en el lugar”, explicaron.

En noviembre pasado, tres personas terminaron detenidas mientras robaban unas 54 placas de bronce del cementerio judío. A lo largo de todo el 2021 hubo varios hurtos y actos vandálicos en el predio, lo que motivó denuncias, entre ellas, una nota del diputado nacional, Waldo Wolff.

Otro de los incidentes importantes que se detectaron ocurrió el 15 de septiembre pasado, en la víspera de Yom Kippur, el Día del Perdón. Nuevamente, tres personas quisieron saquear las tumbas y se les encontró, en el auto en el que se trasladaban, unas 223 placas.

Con esos antecedentes, AMIA reiteró este domingo su exigencia a las autoridades municipales de La Matanza y de la cartera de Seguridad provincial, a cargo del ministro Sergio Berni, “para que se investigue en profundidad lo sucedido, y en pos de cumplir con las funciones y obligaciones que les son inherentes, adopten de inmediato las medidas correspondientes para poner fin a los actos de profanación perpetrados”.

Resulta inadmisible que, sin haberse encontrado aún respuesta, continúen efectuándose este tipo de delitos, especialmente si se tiene en cuenta el carácter sagrado y religioso del lugar”, destacaron desde la mutual.

La entidad encabezada por Ariel Eichbaum sostuvo que la reiteración de los daños al patrimonio “hiere la sensibilidad de los integrantes de la comunidad, cuyos seres queridos descansan en el cementerio, que es –por otro lado- uno de los cementerios judíos más importantes de América”.

Según la interpretación de AMIA, en el interior del cementerio hay un destacamento de la Policía bonaerense que “no le ha dado la correspondiente relevancia a las cuantiosas denuncias efectuadas”. Además, informó que la asignación de su personal “es cada vez menor” y que “se encontraba este fin de semana sin efectivos”, de acuerdo al relevamiento propio.

Ante ese panorama, la comisión directiva de la mutual lleva adelante un “costoso plan de obras” para mejorar la seguridad del predio. El nuevo robo es un “agravante”, ya que “la institución solicitó expresamente a las autoridades, días atrás, que refuercen la seguridad en el lugar”.

“A medida que se finalice el relevamiento detallado que se está llevando adelante, AMIA se pondrá en contacto con los familiares de los deudos, cuyas sepulturas han sido violentadas, para notificarles acerca del alcance de los daños perpetrados”, concluyó el comunicado de AMIA.

Entradas relacionadas