Destruyeron sepulturas y robaron placas de bronce en el Cementerio de Flores

Escribe Hernán Vizzari*

En los últimos días de mayo se registraron nuevos hechos vandálicos y de robo en el cementerio de Flores. La zona del sector tierra es una de las más afectadas, donde el robo de placas y la destrucción de sepulturas están a la orden del día.

Los cuidadores profesionales, quienes cuidan y trabajan todos los días en el mantenimiento y cuidado de las sepulturas que los deudos deciden mantener, están realmente desesperados por estos hechos. Estos casos son una seguidilla de desmanes, que desde hace años denota el nulo interés que el Ministerio de Medio Ambiente le da a los cementerios porteños, en especial en Flores y Chacarita.


Muchos no saben, que en la mayoría de los casos, son los mismos cuidadores quienes reponen con el dinero de sus bolsillos de tres o cuatro veces el material que destruyen o se roban. Ellos se hacen cargo de lo que el Gobierno de la Ciudad tendría que solucionar o bien responder por cada deudo perjudicado y desde hace años hace la vista gorda.

(*) Investigador de Costumbres Funerarias