Evaristo Meneses 1907 – 1992

Evaristo Meneses nació el 26 de octubre de 1907 en un pueblo llamado Cuatreros, nombre que pareció signar su existencia. Desde su infancia supo cual sería su camino en la vida: ser policia.
Ingresó en la Policía Federal el 2 de enero de 1934, como ayudante de tercera. Con treinta años de servicio, Meneses se convirtió en una leyenda en la institución.
Vivió en el Bajo Flores y fue muy querido por sus vecinos, quienes pedían que fuera Jefe de la Policía.
Dicen que logró triunfar sobre el hampa porque conocía como pocos la naturaleza humana. Creía que muy pocos ladrones se regeneraban, pero que esto no era imposible. A muchos de los que capturó, cumplida su condena, los ayudó a conseguir un trabajo decente. “A lo mejor se cruzan con una mina
piola y deciden andar por la buena…” decía el comisario.
Cuentan que una vez hizo soltar a un hombre porque vio que tenía los zapatos rotos. “Lo menos que debe hacer un buen ladrón es afanarse un par de timbos. Acuérdense: los delincuentes de verdad andan en coche, bien trajeados y con las uñas lustradas”, decía a los suyos.
Fue el artífice de los cinco años dorados de la mítica sección de Robos y Hurtos. Entre 1957 y 1962 esclareció mil ciento diecisiete robos durante esos años de plomo en que las bandas de pistoleros tenían nombre y apellido. Meneses atrapó a la mayoría. Muchas veces lo hizo solo, y a mano limpia.
Después de retirarse, ocupó su tiempo libre pintando óleos y témperas de paisajes rurales como aquellos que había conocido durante su infancia.
El comisario inspector Evaristo Meneses murió solo y casi sin un peso, el 26 de mayo de 1992. Tenía 84 años. Fue enterrado con honores en el Panteón Policial de la Chacarita.

Fuente: Extracto del libro «ANGELES DE BUENOS AIRES» – Omar Lopez Mato y Hernan Santiago Vizzari – OLMO Ediciones – 2011

0001413070

Panteon A - Policia Federal Argentina

Panteon A – Policia Federal Argentina