Antiguo Panteón del Centro Naval – «A»

Obra finalizada un 17 de mayo de 1897

En 1881 las autoridades del Centro Naval se propusieron construir un sencillo y único mausoleo destinado al reposo de tantos marinos que yacían desperdigados por diversos sitios.
El 27 de noviembre de 1891 se le otorgaron unas parcelas en el Cementerio del Oeste pero no era el lugar realmente deseado para la construcción de dicho panteón, las autoridades preferían en el Cementerio del Norte, lugar donde descansaban tantas glorias patrias.
All se les concedió un área, pero al final, las autoridades del Centro Naval se dieron cuenta que les serían mas útiles los terrenos en el Cementerio del Oeste y decidieron permutar los terrenos de la Recoleta.
Finalizada la obra en Chacarita el 17 de mayo de 1897 y antes que se depositara resto alguno, fue bendecido el recinto por monseñor Milcíades Echagüe. Unos de los primeros restos en ser trasladados desde Recoleta hasta este nuevo panteón fue el del comodoro Ceferino Ramírez, también los del doctor Héctor Alvarez (primer subsecretario del departamento de Marina) y del profesor Rafael Lobo (ex
subdirector de la Escuela Naval).
La particularidad de este panteón era su forma de faro costero (en la actualidad desaparecido).
Con el transcurso de los años este panteón fue colmando en su capacidad, necesitando de una remodelación y ampliación. Así fue que en 1949 se reinauguró el actual “Panteón A”. La dirección de la construcción estuvo a cargo del capitán de fragata Jorge Cervetti Reeves, cuyos restos se encuentran en dicho lugar.
El Cristo crucificado de la entrada del nuevo Panteón es obra de M.J. Glorioso (1948).

Fuente: Extracto del libro «ANGELES DE BUENOS AIRES» – Omar Lopez Mato y Hernan Santiago Vizzari – OLMO Ediciones – 2011

Naval 1

La particularidad de este panteón era su forma de faro costero

Centro Naval A en la actualidad

Centro Naval A en la actualidad