Reparto de viveres a los pobres – Febrero de 1902

Los Círculos de Obreros Católicos, que tanto se han difundido en el país y especialmente en esta ciudad, celebraron el sabado pasado el décimo aniversario de su fundación, festejándolo con actos de culto y con una abundante distribución de víveres a los socios pobres, que se efectuó en la Casa Central, situada en Santa Fe 2831. En el templo de las Victorias ofició una misa de comunión el director de los círculos de obreros e iniciador de su fundación el Padre Federico Grote. A la tarde concurrieron todos al templo de San Miguel, donde el arzobispo administró la bendición papal, ocupando luego la cátedra sagrada. Su sermón, destinado a los obreros fue consagrado exclusivamente a los centros y a poner el manifiesto de su acción en pos de la iglesia y de su trabajo de expansión.

Por la noche se celebró una conferencia literaria en la Casa Central, desarrollando temas relacionados con la cuestión obrera con el presidente de la institución el señor Emilio Hansen, el señor Alejandro Calvo, presidente del Consejo General de los Circulos y el párroco de Santa Lucia, presbítero José A. Orzali.

La institución marcha por una ancha vía de prosperidad y sus directores abrigan la esperanza de que ella se basa en las creencias religiosas de una parte de nuestra sociedad, cuyos principios morales necesitan generalmente de este reconfortante piadoso. Los obreros afiliados se cuentan en crecido número, hallando beneficios reales en la solidaridad que los mantiene unidos y les permite perfeccionar sus aptitudes como miembros de esas agrupaciones.

Caras y Caretas 8/02/1902