Luis Sandrini 1905-1980

Luis Santiago Sandrini Lagomarsino fué uno de los cómicos populares más respetados y querido por el público y la crítica.

Empezó a trabajar en el circo junto a sus padres como payaso, luego trabaja en la década de 1930 en la compañía Muiño y Alipi donde conoció a su primer mujer la actriz Chela Cordero y pudo ingresar en el cine en 1933 donde hizo la primer película sonora Tango donde trabajaban junto a él, un grande del teatro de revistas Pepe Arias y las estrellas del tango Libertad Lamarque, Carlos Gardel, Azucena Maizani y Tita Merello con quien tuvo un romance cuando filmaron la película Juan Tenorio, también se luce en la radio donde hizo Felipe que fue el prototipo del porteño bonachón, creación de Miguel Coronato Paz que tuvo tanto éxito que años más tarde fue llevado en televisión en canal 13 donde compartió pantalla con otros grandes cómicos como Tato Bores, Alberto Olmedo, Pepe Biondi, José Marrone, Carlos Balá, Dringe Farias.

En el teatro hizo «Cuando los duendes cazan perdices», que detrás de los bastidores se quedó asombrado por la belleza de la joven actriz Malvina Pastorino que luego fue llevada al cine este éxito rotundo hizo que se convirtiera en la figura popular más representativa de la década de oro del cine; que luego se afianza con la primer película que inauguró la «serie de hoteles alojamientos de la década del ’60» que fue «La Cigarra no es un bicho» de Daniel Tinayre.

Sus últimas apariciones fueron en películas familiares costumbristas de Enrique Carreras. Fallece cuando rueda la película «Que linda es mi familia» de Palito Ortega donde trabajó junto a otra grande Niní Marshall.

El monumento que lo recuerda es obra de Américo Fornaroli (1981).