Buenos Aires, 20/08/2017, edición Nº 4008

Abrieron la polémica plaza en terrenos del cementerio de la Chacarita

Pusieron juegos, rejas y árboles que taparán la necrópolis, pero como no crecieron aún se ve. Había denuncias sobre la presencia de restos humanos pero la Ciudad las negó y avanzó. Los vecinos, divididos.

El Parque Elcano de Chacarita, inaugurado hace tres semanas, deslumbra con sus juegos para chicos, canchas de básquet y mobiliario para deportes. Sin embargo, no todos los vecinos visitan las tres hectáreas que el nuevo espacio verde ofrece.

Es que el espacio, ubicado en terrenos del cementerio, en Elcano al 4300, es centro de una polémica, dado que ONGs, trabajadores del lugar e historiadores denunciaron que en el terreno podría haber restos humanos. El Gobierno porteño lo negó y aseguró que el lugar estaba en desuso.

La plaza está completamente cercada. Dos pórticos centenarios fueron conservados y se combinaron con un sistema de rejas que la separa de la avenida Elcano. Además, otro enrejado divide el parque del cementerio. Allí plantaron árboles para generar un “muro” verde que podría tapar la vista a las galerías que funcionan dentro de la necrópolis. Pero aún no crecieron.

“No todos se animan a entrar al nuevo parque”, dijo a Clarín Esther, de 45 años, quien llevó a sus tres nietos a jugar en los toboganes, túneles y hamacas de color amarillo y rojo de la plaza blanda. “Nosotros venimos porque no se amontona mucha gente y los juegos son nuevos, pero mi nieto de seis años está aterrado porque su maestra le contó que acá hay gente enterrada”, continuó.

En julio, cuando comenzó la obra, el Cementerio perdió el sector histórico conocido como Anexo 22.

“La plaza se ubicó sobre restos de cientos de personas y al lado de la cámara frigorífica, donde llevan ataúdes que esperan inhumaciones y traslados, o se mandan a arreglar aquellos que están rotos”, denunció Hernán Vizzari, historiador del cementerio creado en 1870. “Si no conocés el cementerio, no sabes qué hay del otro lado”, advirtió el estudioso. Para él, sólo se hizo un rastrillaje superficial del área y luego se cubrieron algunas partes con cemento y otras con el verde.

La plaza se ubicó sobre restos de cientos de personas y al lado de la cámara frigorífica. denunció el historiador del lugar, Hernán Vizzari.

 Algunos vecinos están contentos con la nueva incorporación al barrio. Entre ellos figura Pilar, quien visita el parque todos los días con su familia desde que abrió. Contó que allí hacen picnics y dejan que los más pequeños jueguen hasta que oscurece. “Estamos acostumbrados a la presencia del cementerio. Mis nietos van al colegio que está enfrente de esta plaza y yo salgo a caminar alrededor del predio todas las semanas. Sabemos convivir con él”, indicó la mujer, de 49 años.
Fuente: clarin.com

Aguarde un momento...

Suscribase a nuestro Boletín

Si quiere recibir información de las actividades de Hernán S Vizzari, por favor envíenos su correo electrónico. Muchas gracias.