Hechos curiosos que ocurren en el cementerio central de San Rafael – Mendoza

Si bien no hay un registro exacto de cuando se creó el Cementerio Municipal de San Rafael, el director de la entidad explicó a nuestro diario que el actual emplazamiento data del año 1905 aproximadamente. En este lugar se observan hechos curiosos, devociones, homenajes y algún que otro personaje que no pasa desapercibido.

Se suele relacionar a lugares de estas características con el misticismo. «Cuentan que a Quico Rosales le decían el Robin Hood de San Rafael; era un personaje muy nombrado en el departamento. Por eso aún mucha gente le expresa su devoción; siempre que una persona va a visitar su tumba la va a observar con flores, y además está llena de billetes y monedas. A él lo mataron cerca del cementerio», explica Roque.

Asimismo, agrega que «hay folcloristas como el ‘Chacho Santa Cruz’ al que también se le atribuye devoción», comentó.

«Otro dato llamativo es el de un perro que venía todas las noches a dormir sobre la tumba de su dueño. Aparentemente era su forma de despedirse de él, y lo vimos ingresar al lugar durante mucho tiempo en un determinado horario», dijo el director.

Sin embargo, no sólo los famosos reciben reconocimiento en el cementerio. «Hay grupos de amigos que se acercan a visitar el nicho de algún otro hacedor cultural que no ha sido conocido. Entonces tocan la guitarra, toman vino, como una manera de homenajearlo», finalizó el director del cementerio de nuestra ciudad.

Este tipo de ritual es similar al de países como México y Perú,  donde familiares y amigos del difunto lo realizan de forma constante.

Fuente: diariosanrafael.com.ar