Aralen Chloroquine 500mg Generic Aralen Chloroquine Aralen Chloroquine Italy coronovirus covid-19 medications Chloroquine (Aralen) 250mg coronavirus prevention hydroxychloroquine plaquenil Generic Chloroquin Aralen Generic Zithromax Azithromycin kaletra lopinavir ritonavir generic kaletra lopinavir ritonavir Generic Aralen Chloroquine spain Buy Aralen (Chloroquine) 250mg, 500mg tablets online from UK Pharmacy Chloroquine Aralen covid 19 Chloroquine Aralen buy online Generic Aralen (Chloroquine) pills Aralen Chloroquine covid 19 Aralen online store Aralen Chloroquine covid 19 chloroquine online store Aralen 500 mg Generic Aralen (Chloroquine) dosing Aralen Chloroquine buy online buy aralen pills chloroquine mechanism of action chloroquine El majestuoso Cementerio de Azul

El majestuoso Cementerio de Azul

Por toda la provincia de Buenos Aires se realizaron obras estilo art déco del controvertido arquitecto Francisco Salamone, construidas por encargo del gobernador Manuel Fresco entre 1936 y 1940. Su obra cumbre, la portada del Cementerio de Azul, ha sido comparada por su «monumentalidad wagneriana» y por su «escenografía apabullante» con la expresión decorativa del colosal muralismo de los mexicanos y los brasileños.

Salamone es un objeto de culto en el mundo de la arquitectura y sus márgenes, por una serie de razones: 1) el demencial cruce de estilos de esas construcciones monumentales que erigió en medio de la pampa; 2) el hecho de que se «especializara» en tres rubros de lo más elocuentes: mataderos, cementerios y palacios municipales; 3) el breve y febril lapso de cuarenta meses en que realizó toda su obra (unos 60 edificios en más de 15 pueblos perdidos de provincia _perdidos en 1940 la mayoria era de menos de 1000 habitantes) supervisando desde el primero hasta el último detalle en cada una de ellas, y 4) que todas esas edificaciones fueran un proyecto de connotaciones ideológicas de lo más sugestivas, encargadas en persona -y salteándose licitaciones- por el gobernador provincial, de francas simpatías fascistas.
Mientras este gobernador adjudicaba al arquitecto Bustillo la magna tarea de urbanizar la Bristol en Mar del Plata, queda para Salamone «consolidar urbanísticamente» todos aquellos humildes asentamientos que seguían siendo sucedáneos de los fortines defensivos levantados a fines del XIX para protegerse del indio, o nacidos como puntos intermitentes de concentración sembrados cada cincuenta kilómetros por la avanzada del ferrocarril.

Además de la grandeza del Estado, también la omnipresencia divina se vio plasmada en las estructuras grandilocuentes que Salamone concibió para los cementerios. Los enormes portales de acceso enfatizan la frontera entre las ciudades de los vivos y las de los muertos.

El Cementerio de Azul también es una estructura gigantesca: un ángel de rasgos y alas facetados ubicado en la parte superior, secundado por tres rocas en relieve que representan las iniciales del réquiem cristiano, R.I.P. (Requiescat In Pace), tiene un carácter amenazante y decididamente dramático.

Fuente: salidores.com